Todo empezó cuando vi la exposición “Tejida abstracción” de Teresa Lanceta en el Museo Provincial de Teruel en 2001. Desde entonces tejer tiras de tela, tiras de papel, tiras de cerámica, es casi una obsesión. Fruto de ese deseo de tejer el barro es el proyecto “Estructuras”.
Las estructuras, tejidas en tres dimensiones, crecen desafiando el equilibrio, frente a su aparente solidez trasciende la fragilidad del material. Están desprovistas de ornamento, interior y exterior crecen a la vez, se entrelazan. Otra constante en este proyecto es la versatilidad, una gran mayoría de estas esculturas adoptan varias posiciones, son varias obras en una. Algunas han evolucionado y se han convertido en Parásitos, metáfora de aquello o aquellos que crecen y se desarrollan a nuestras expensas para finalmente atenazarnos, estrangularnos y anularnos como individuos.
“Estructuras” es un proyecto en el que se destaca la importancia y la fuerza de lo pequeño, de lo insignificante y en apariencia, carente de valor. También refleja la soledad ser humano ante una realidad que no comprende.